Jose Paima en uno de sus viajes de chapana,  encontró una bandada de manacaracos cerca de su nido, sigilosamente se acerco le cazo con una escopeta, encontrando un huevo en su nido, pensando que no obtendría mucho provecho para su hambre...